PERFILES: MARTHA JAEL

Hola mi nombre es Marta Jael Correa Ortiz,
 Hija, hermana ,esposa ,madre y profesional.
Nacida en Cuna Antioqueña, de padres Montañeros,  mi papá de San Cristóbal, mi mamá San Jerónimo, ( Libardo Correa y Marta Jael Ortiz) 

San Cristóbal para la época  en que yo era niña, era muy pequeño y todos nos reconocíamos por los apellidos.

Soy la menor de 16 hijos (10 hoy día vivos). 
 Mi padre muy trabajador y, muy conservador; mi mamá trabajó en Tejidos Leticia, una matrona enraizada en sus costumbres, quien despúes de casarse se dedico en vida y alma a su famila.

Recuerdo que  de niña  escuchaba sonar un timbre en la madrugada, era el anuncio  de que mi padre habia salido a trabajar; entonces yo corria a ocupar su puesto en la cama al lado de mi mamá y a esperar impaciente el último sorbo del chocolate, casí como un premio.


La crianza hogareña  fue muy bonita, pues tuvimos toda esa cultura de pueblo, de vivir rodeados de campesinos, la consigna en mi casa era estudia o trabaja, No se mantiene vagos en esta casa -decian mis padres- 
Mi referente siempre fueron mi papá mi mamá y mis hermanos pequeños, recuerdo eso si, ser la acompañante (el paje) de mis hermanas mayores cuando salían con los novios.
Conforme a las costumbres de la época cada hermano y hermana mayor ayudaban con los más pequeños, luego, salian de casa en busca de aventuras y de conquista de sueños.


Me tocó la época en que solo había un televisor por cuadra, y no era precisamente en mí casa. Fuimos creciendo y fue cambiando la situación económica de la familia,  mi papá fue un  visionario, abrió el primer depósito de materiales de construcción en San Cristóbal. Entonces nos mudamos a la famosa cuadra de "Los Castrillónes"

Termine la educación básica primaria, luego, gracias a  mi hermano mayor Juan Bautista Correa y, a mis altas notas,  por supuesto,  ingreso a estudiar la secundaria en  la Universidad Pontifica Bolivariana. Allí pertenecí al grupo soutt 8 años, al grupo 105 UPB. Aún hoy en día recuerdo sus saludos, vibro con sus conceptos; pongo la mano en mi corazón y me invade un sentimiento maravilloso, se dice que :"Una vez Scoutt,siempre Scoutt"
Terminé mi bachillerato y empecé a preguntarme que quería estudiar, siempre me ha apasionado el contacto con la gente y me presenté a la carrera de Medicina enla Universidad Pontificia  Bolivariana,nunca imaginé que ser mujer, ser becada y ser de un Pueblo, fuera un asunto tan complejo en una Universidad privada. Pero lo viví y no fue muy grato.
Y terminé estudiando Ingeniería de Alimentos en otra Universidad; fue a mi parecer un excelente y maravilloso cambio.
El cuidar del Ser Humano se convirtió en mi bandera y conocer de alimentos mi pasión. Toda esta preparación y motivación me llevaron a trabajar en "Casa Blanca y en Carnelly" , me volví una apasionada de los alimentos cárnicos.

La vida y la profesión se engrandece en la medida que tu tienes el contacto con el trabajador.

Fueron muchos los aprendizajes por  empresas recorridas. Crecí como persona y como profesional.
Trabajar  en el área de cárnicos para mi tenía varías motivaciones: estudiar,conocer, recibir mi salario y adoptar a mis empleados como parte de mi familia. Era cuidarme a mí, cuidar a los demás, y en este rol la ética juega el papel más importante.
Cuando ingresamos a las empresas a trabajar, nos damos cuenta de que la Universidad solo nos da la teoría; pero la experiencia de vida a nivel profesional te la dan los trabajadores.   Me metí de lleno, me gocé la profesión, fue la más  bella escuela de humanización.


Y bueno en la vida profesional  y en esta cultura, el hecho de ser Mujer  te trae incovenientes, no falta el que te quiera seducir, el que piense que vas a usurpar su puesto, el que te ve como una rival y se sienta agredido si eres honesta; o el que te ve como un objeto a conquistar.

 La vida me ha llevo a tener multiples experiencias, a  fortalecerme como mujer profesional. Que vacíos. pienso yo, le quedan a una mujer salir del colegio a experimentar una maternidad sin preparación.


Yo queria viajar y estudiar mucho, en mis proyecto de vida tener hijos era un asunto distante, por ello me case a los 36 años y despúes de cinco años de matrimonio llegó mi única hija Emiliana, un ser  maravilloso.
Las Ofertas laborales no han parado, sin embargo las desecho pues ahora mi único proposito es dedicarme a mi hija, a verla crecer, a fortalecerla a nivel espiritual y a formar su pensamiento. Mi esposo y yo dijimos: de que sirve tener dinero y una hija de padres ausentes, eso fue decisivo para nosotros como padres.

Es este Ir y venir caminando con ella, que me llevaron a vivir las famosas "Piñatas" y  sus tortas, algunas ricas, bien elaboradas, otras no tanto. Fueron todas esas expereincias las que me motivaron  a elaborar las tortas de Cumpleaños de mi hija.
Recuerdo  la primera Temática:
Alicia a tráves del espejo. la segunda, la saga, Alicia en el País de las Maravillas.
Es alli donde se da un cambio a mis días, y mi vida profesional sufre un revolcón.
E inico en el mundo de la pasteleria, Hermoso y dulce aprendizaje...cada día con nuevos retos, nuevos modelos, nuevas tecnicas.
Al inicio la terminológia y la manera de marcar fórmulas fue compleja, hoy puedo decir que con la ayuda de los expertos y sus conceptos el camino ha sido satisfactorio.



Es ese acercarme a pasteleros famosos de talla internacional como Budy Valastro, de Cake Boss, quien con su sencillez me cautivo.



Y ahora el mundo del Azúcar

Usualmente hago dos tortas por semana.

La preparación puede llevarme de dos atres días y la decoración entre ocho y diez.

Toda la decoración
es hecha a mano, masas,cremas y rellenos, igual sucede con la decoración.












 La experiencia de vida con Emiliana
 Es una Alegría que no sé compara con nada, no quiero perderme nada de mi hija, y  quiero vivirlo en pleno, todos los días voy con ella al parque, a escuchar los cuentos en la biblioteca, soy feliz acompañando el crecimiento de mi hija.


Ahora puedo concluir que  la alegría  de la vida  es abrir las ventanas y sentir el aire fresco de las montañas, escuchar las campanas de la iglesia, ver los caballos pasar por el frente de tu casa, el viejito que te saludo en el parque, la gente que te conoce...

Yo no cambio a mi maravilloso San Cristóbal, por nada. 

La Pastelería 

Lo importante no es vender una torta para que la gente se la coma, sino hacer algo que tenga espíritu para que las personas lo vivan. Lo primero que le pregunto al cliente es ¿como sueña su torta? Y la empezamos a dibujar, le muestro ejemplos.
Tan importante es la torta por ejemplo, del matrimonio, es el primer alimento que como pareja les ofrecemos a los asistentes, lo más bonito e importante es la novia su vestido y la torta.
 En un bautizo, en los cincuenta años, ¿y en una fiesta de que salen hablando? De la torta. A mí me gusta  ver la emoción de las personas al recibirlas sus tortas.

Hoy es tan delicado este mundo de la decoración, que si hago una torta inspirada en otra, debo de poner Derechos de autor para evitar demandas.

Ahora tengo mi empresa montada en Facebook y voy montando inspiraciones para mis clientes, con la convicción que es un producto único, las personas están comprando días, semanas, creatividad, corazón, procesos.

Sueño algún día que este sea mi gran negocio.
De mi palabreo con la Dulce Pastelera Martha Jael.
Gracias hermosa dama por abrirnos tu alma y tu reposteria.
Con Amor: Elena L.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buenos Aires

Colaboración, Silvia Vásquez.   Brillan los pétalos de una flor pesada al amanecer. Unas cuadras más al fondo, el río marrón acaricia las or...