PERFILES: LORENA GRANDA

 ¿Por qué tenemos un nombre y que sentido le damos?
 "El camino solo aparece cuando das el primer paso"
Mi nombre es Silvia Lorena Granda Ramírez,
Silvia quiere decir Selva y Lorena Tierra de la Alegría.
Siempre me presento como Lorena Granda, eso tiene un motivo, en el tiempo que yo nací, eran los papás con las madrinas o las abuelas, quienes llevaban a bautizar a los recién nacidos (por el miedo a que se murieran sin bautizo y se fueran para el limbo), ese fue precisamente mi caso; mi mamá admiraba a Sofia Loren, me había escogido el nombre de Lorena en honor a ella, y cuando llegaron a bautizarme la madrina dijo: Silvia Lorena.
Nací en Medellín, en la clínica Luz Castro de Gutiérrez; Luego, en esas búsquedas personales de entender la historia de las mujeres que le dan sentido a nuestras ciudades, descubrí quien fue Luz Castro en la historia de Medellín.
pertenezco a una familia tradicional Antioqueña (sobre todo por lo numerosa), tengo dos hermanas mujeres y cinco hermanos hombres, culturalmente en unas cosas tradicional, en otras, no tanto. Si, en  la alimentación y, algunos modos de relacionarnos, No, en que mi papá escogió un camino espiritual diferente al que era el común para la época,  y luego convoca a mi madre a seguir ese camino, ella lo sigue, y nos educó con la concepción de que la naturaleza es un ser vivo, y hay que respetarlo como tal, a pedirle permiso al alma de las plantas cuando se requerían tomarla para  hacer una bebida.
No declararse católico, en un país Católico cristiano como este,  generaba exclusión; recuerdo que nos tocó decir en el colegio que éramos católicos para que nos dejaran estudiar.
Nos enseñaron a ver la vida de una manera diferente. a salirse de esa línea convencional, a  pensar. Mis papas nos daban siempre juegos para armar, como éramos varios, entonces nos daban juegos para compartir entre nosotros y eso tejió una relación chévere de hermandad, recuerdo que nos dieron un Estralandia y armábamos de todo; nos estimulaban la creatividad. Mi juguete favorito era un Títere.

El trabajo con las mujeres:
Ya  desde mis 9 o 10 años me cuestionaba, de porque a los hombres y a las mujeres no nos educan igual. Empecé a cuestionar los roles de género, lo común para la época era los vestidos para las niñas y  los pantalones para los niños, pero yo pedía que me pusieran pantalones para poder brincar en la calle, y bueno mi mamá me lo permitía; pedía que me recortaran el cabello, para bañarme más rápido. Me apasiono por la lectura  de historias de mujeres grandes, como Indira Gandhi, quien fuera gobernante por tradición, (cuando matan a Ghandi), Margaret Theacher, y su fuerza para el poder; Poetas mujeres, etc. Mi papá  me regalaba cuentos, luego me dio poesía, luego historia y finalmente me daba hasta libros que él escribia.

Por su profesión, mi padre era medio Nómada, se desplazaba con toda su famila  por temporadas a pueblos a trabajar, tengo recuerdos de haber vivido en muchos lugares diferentes.
Y, es que ser Médico Homeópata era  un pecado -literal- en nuestro país, hace algunos años. Entonces sucedió... le hacen persecusión y lo llevan a la cárcel  por no ejercer la medicina tradicional, pese a que  El había estudiado  Homeópatia en una escuela Alemana. Así como ahora esta la escuela Naigi, otras escuelas y corrientes de Medicina Alternativa, hace más o menos 50 años, eran las escuelas alemanas quienes formaban Médicos Homeópatas en América latina.
El tenía todos los trámites legales ante el ministerio de salud, pero llego al país todo el mercado de la química farmacéutica y, empiezan a cuestionar a quienes ejercían la medicina no convencional.  paradójicamente años más tarde cuando  hay un boom sobre  de medicina alternativa en el país, mi padre fue profesor de dicha área  en la  la Universidad de Antioquia.
Esos aconteceres van dándole forma a lo que hoy  soy como persona,  Voy  creciendo con una visión de un profundo respeto por la vida, por la naturaleza, por el otro.
Tenía nueve años cuando conocí a quien iba a ser mi primer maestro espiritual, era un abuelo, le decimos el maestro Jeká, era un buda, yo no entendía que significaba; recuerdo eso sí, que nos daba mucha alegría y nos generaba paz  recibirlo en casa.
A los 15 años (recién cumplidos) tuve la oportunidad de sentarme a hablar con él abuelo Jeká, recuerdo ese momento,  le tome una  mano entre las mias y, me transmite un estado de paz, es como si hubiese despertado en mi semillas de paz. La dimensión personal de la paz entro a mi camino a los 15 años.
Esa fue  mi búsqueda, mi camino, fue así como me inicie  en la meditación; Leía, practicaba, indagaba.
Vos tenes infinitas posibilidades como ser humano, como una semilla en potencia, para mi una de esas semillas es la paz; un camino muy bonito de auto transformación. Es entender como hago el tránsito a un ser humano mejor, pacifica, tranquila, sabia, pero que a la par vaya ayudando a otros  a descubrir  nuestras posibilidades.
Es lo que he hecho desde la Sociología, desde el trabajo en Derechos Humanos de las Mujeres, es mi aporte a la paz de este país, mi dimensión política de la paz.

Termino mi grado 11, y mi hermana mayor me paga el primer semestre de Programación de computadores y Contabilidad, pero resulta que  ella se casa y se va del país, entonces no puedo seguir estudiando, y  me puse a trabajar para ayudar a la economía de la casa, porque éramos muchos. Recuerdo que en mi ruta para ir a trabajar pasaba por la Universidad de Antioquia  y  me decía: !algún día tengo que estudiar en esta Universidad!
Un día escuche una conferencia acerca de la importancia de la educación de las mujeres, fue como un chispazo, me dedique a gestionar  un crédito con el ICETEX y,  presente  mi exámen de admisión en la Universidad de Antioquia, (Psicología como primera opción y en segundo lugar Sociología).
habia crecido viendo a mi  papá, un hombre altruista ,  en vacaciones del colegio yo me iba ayudarle a ser recepcionista, a organizar papeleria y medicamentos; una vez me tocó ver que llegó una persona adinerada al consultorio y  le cobro la  tarifa normal ; luego llegó un campesino y no le cobro ni la consulta, ni la medicina, yo le decía ¿ papá, porque hace eso? el me respondía: Yo soy medico, y el juramento de Hipócrates es el servicio a la humanidad.  Mi mamá también era muy generosa y hospitalaria. Ese servicio que vi como ejemplo  fue calando en mi, es el que le van dando una línea de trabajo a mi carrera de Sociología.

El corte de la Universidad de Antioquia es muy político electoral; cuando empezamos todo ese tema político, entré en crisis y dije:  me paso a Psicología que es lo mío,  ya estaba por la mitad de la carrera y fui a pedir traslado, me encotré con la noticia  que no me reconocían muchas materias y tendría casi que volver a empezar carrera , decidí  que lo más adecuado era  terminar Sociología y luego especializarme en áreas como el psicoanálisis.  Un buen amigo en la universidad - a quien de cariño le digo "pelitos"-me aconsejo que tomara una línea de investigación.
Cuando hacia investigación cualitativa y cuantitativa fue en derechos de las mujeres. Las Mujeres de Medellín del  año 2002 hacia atrás,  un trabajo que me permitío entrevistar mujeres cercanas, tambien indagar sobre la historia de las mujeres de Medellín. Más tarde trabajé Mujeres y Marxismos.
Hice mi practica profesional en una institución de mujeres que se llamaba Artemisa, la cúal  tenía trabajo con mujeres campesinas en Anzá. Mi asesor  de tesis me hizo hacer un trabajo muy cualificado en escritura, el resultado fue  un trabajo de grado en fortalecimiento organizativo de proceso de mujeres rurales. Allí, desde la teoría pude trabajar género y desarrollo,( mi fuerte de trabajo como socióloga).
En la Universidad empiezo a cualificarme, y en la Corporación Mujeres Que Crean y empiezo a trabajar en la promoción de derechos humanos de las mujeres, (allí trabaje 12 años).
Estando en la Univerisdad, me apasione por la  lectura sobre la historia de las religiones,  a la vez que empecé a indagar sobre meditación y sobre auto transformación interior,leia y  practicaba lo que leía .
Alguna vez fui aun simposio de Inter religiones, viaje a Bogotá a un encuentro internacional y ahí pude hablar con gente de varias  corrientes religiosas, fui con la inquietud que tenia de saber que nos da paz interior, me quedé con la busqueda que ya habia iniciado a mis 15 años.
Conocí a un  maestro espiritual, él  fue  enseñandome paso a paso que es meditar, entonces en un retiro  enseñaba postura, luego respiración, y así fui adentrandome más.
El cuento  es que si no hacemos la tarea, no entendemos el paso que sigue.

Me dediqué por años a practicar, que eso es muy de la corriente budista, muchos entraron al camino espiritual conmigo y escogieron sus líneas, yo escogí la meditación como línea, inicialmente seguí las orientaciones del maestro, pero finalmente descubrí que era lo que me daba calma y es así como surge: Ser En Calma, es Ser y  tener herramientas para estar en calma, para calmar la mente.
Yo estaba buscando para que servía meditar no lo que me dijeran, y lo encontré, tener calma serenidad, aprendí a conocerme, a mirar en mi interior.
Ensaye muchas posturas, traídas de oriente, pero que no son tan prácticas para nuestra fisonomía latina, y nos resulta doloroso. Por años me dedique a hablar con un budista, fui al Doyo Zen (acá en Medellín) a aprender de posturas, porque, quienes saben mas de posturas que los budistas, pero me dije yo no quiero ser budista.
Entendí que es una búsqueda personal, y me dije: tiene que haber una manera de meditar sin que duela y que sea dosificado y que nos sirva a nosotros los Latinos que no estamos acostumbrados a ese camino desde niños.
La meditación es una herramienta para la vida.
En una conversación con una amiga en Bogotá, ella me dice: tú le vas a decir a una persona que medite,¿ para qué? Y allí surge un taller, que se llamó meditación método y practica para bajar el stress y lo dicté en Bogotá, Santander y  Medellín.
Había creado un método diferente, posturas para occidentales paso a paso, para  cualquier persona que nunca hubiera meditado pudiera hacerlo.
Todo se fue dando,  dictaba un taller, y me invitaban a dar otro,  aprendí de mi maestro a hacer las cosas por convicción,  eso es darte un lugar de adultez,  es tener las herramientas y decidir que hacer con ellas, es decidir entre  seguir imitando o ser creativo.
 Descubro una postura llamada diamante mitigado,  esta postura nos ofrece una banquita del mismo tamaño para todos; mande a hacer banquitas de diferentes tamaños, para diferentes estaturas y eso ha sido todo un éxito.
Ser En Calma, es una propuesta de talleres para que te conozcas, que cada quien descubra sus semillas de paz, que trascienda la palabra y se torne vivencia;  si la masa es la extensión del individuo para cambiar la masa hay que cambiar el individuo
Mi apuesta es: si yo hago como socióloga un trabajo, para mi es una puesta de paz por Colombia. Yo le apuesto a la equidad sabiendo que en el mundo somos dos que nos complementamos, que nos necesitamos.
La espiritualidad es personal y única, debe ser una practica de libertad, personalmente le apuesto al cristianismo libertario de nuestra relación con Dios, de atención plena para encontrar y descubrir los tipos de violencia que me habitan y transformarlos ¿cual es mi violencia ?, si trabajo sobre ella y encuentro mi paz, si muchas personas hacen otro tanto, será  nuestra apuesta personal por la paz, una mirada hacia adentro, una marcha a uno mismo, parar detenerse para aprender.
 Elementos de la gesta:
 Dime con quien andas y Sabre que tipo de ser Eres; es preguntarse: que personas atraigo y por qué? ¿Quiénes son mis amigos más íntimos? Luego observar mis pensamientos y emociones. No solo es desear y querer, es que tengo que hacer para llegar a ello.
No me atrae mucho la religión Católica entre otras cosas  porque ¿Que otro ser humano te perdone, te absuelva? Eso me parece complejo e irresponsable, hay que leer todas las visiones de todas las religiones.


De mi palabreo con Selva Tierra de la Alegría, en el Parque biblioteca Fernando Botero, del corregimiento de San Cristóbal.
Gracias hermosa dama por mostrarnos tu camino.
Con amor Elena L.

Buenos Aires

Colaboración, Silvia Vásquez.   Brillan los pétalos de una flor pesada al amanecer. Unas cuadras más al fondo, el río marrón acaricia las or...