PERFILES: Diana Lópera.


Mi nombre es Diana Lopera Atehortúa 

y hace 33 años estoy haciendo muñecas

En mi famila Somos en total cinco Hermanos, los tres mayores somos trillizos, dos mujeres un hombre, nacimos a la misma hora y por el mismo canal.



Desde que ibamos a la escuela ya negociábamos,Vendíamos "cofio" y "minisigui". 

A los diez años hacíamos bultos de casitas para adornar  los pesebres.

Mi mamá decía que estaba formando gente para la vida, nos enseñó vida, a trabajar para la vida.

La historia de las muñecas empieza con mi abuela que hacia muñecas de trapo, además mi mamá ha sido modista toda su vida y nos hacia la ropa para las muñecas; cualquier día mi hermana tuvo la idea de hacer muñequitas para vender, para entonces ya teniamos 13 años.

En esa época los procesos eran diferentes a lo que es  ahora, iniciamos haciendo muñecas para las fiestas de cumpleaños en el barrio, con retazos que nos regalaban los vecinos, moldes también regalados, etc.


Una amiga nos dijo un día: “En el parque de Bolívar hacen una feria artesanal ¿Por qué no van?”

Fúe así como empezamos a asistir a ferias,  a viajar con las muñecas, 
ellas nos han llevado a viajar participando de eventos nacionales e internacionales.


Estudiaba recreación a la par que hacia muñecas, me gradúe y trabaje como guía turística, pase varios años recorriendo  muchos lugares  de Colombia y disfrute de sus colores, sus paisajes; fuy llenándome  la cabeza de ideas.
Además estudie música porque me gusta cantar, soy cantora de baño, jejeje!
Soy madre soltera, pese a que siempre considere la importancia de tener una familia completa, el padre de mi hija no quiso nada con nosotras y, seguimos nuestro camino  solas.

Creo que las mujeres nos relegamos pensando que tenemos que tener un hombre que nos respalde, es muy cultural, pero si soy valiente y me decido, logro lo que me proponga. 
Nunca me he sentido ni relegada ni frustrada.

Con mi hermana tengo una conexión muy fuerte que viene desde el vientre.  Siempre trabajamos juntas, aunque no dejo de reconocer que crecemos y las relaciones evolucionan,hace más o menos unos 10 años ella emigró al arte country.


Luego se retira  mi mamá,  quede yo sola manejando la empresa de muñecas.


Una crece en la medida  que se sabe relacionar. y atrae a la vida lo que desea.

Me enorgullece saber que aquí en la empresa, han encontrado refugio mujeres necesitadas de sacar su familia adelante, pero más me enorgullece el talento humano queme rodea. 


En este momento que la economía ha cambiado una se siente un poco apretada, entonces estoy iniciando un plan de negocios y un seminario de productividad, lo voy a hacer con todas las mujeres que me colaboran en la empresa, hay que reinventarse cada día. 
Siempre me he sentido una triunfadora. 
No tengo riquezas, pero...  

 

                              !Soy feliz, hago lo que sueño y sueño lo que hago! 


De mi palabreo con Diana, en su empresa de Muñecas Mechas.
 Gracías mujer hermosa por llenar la vida de colores y hacer posible coser sueños y anudar esperanzas.
 con amor: Elena 
Nota:
 Dulces de tradición antioqueña.
El cofio: se preparaba con maíz o arroz tostado en una paila, se dejaba enfriar y luego se molía en la máquina demoler el maíz para las arepas; se le agregaba azúcar y podía volverse a moler para que quedara mas fino.
El minisiguí: se prepara con anilina de colores, azúcar y ácido tartárico, luego se envuelve en un cono hecho de hoja de cuaderno, para venderlo en los recreos de la escuela.

Buenos Aires

Colaboración, Silvia Vásquez.   Brillan los pétalos de una flor pesada al amanecer. Unas cuadras más al fondo, el río marrón acaricia las or...