SOLEDAD




Siempre está presente lo que se queda, lo que se va.

presente el dolor, la ausencia

presente los sueños los vanos deseos

Yo. sigo aquí suspirando

en este cuarto propio bajo la lampara azul

con el alma blanca y el corazón remendado .

ahí   de a poquito , un trozo morado , otro azul, verde hasta  naranja

Esta tan remendado este corazón que creo que se ha tornado de trapo



de hilachas diría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buenos Aires

Colaboración, Silvia Vásquez.   Brillan los pétalos de una flor pesada al amanecer. Unas cuadras más al fondo, el río marrón acaricia las or...